UCOGA crea la primeira póliza de Responsabilidad Civil específica para proteger a los Consejos Rectores

Si de la actuación de uno de los miembros del consejo rector de una cooperativa, por acción, negligencia u omisión, llegara a producirse un daño a un tercero, las consecuencias de una sentencia desfavorable deberían ser asumidas por el consejo rector al completo, repercutiendo en la reputación y en los tangibles de la propia cooperativa.

Normalmente los consejos rectores asumen las responsabilidades de sus cargos sin ánimo de lucro, por el que UCOGA considera de vital importancia garantizar su protección ante cualquier hecho, accidental e imprevisto, que pueda desencadenar consecuencias civiles.

Los seguros para equipos directivos existen desde hace tiempo y resultan muy útiles dado a que la siniestralidad suele ser baja, pero económicamente elevada. La explicación es sencilla, a la diferencia de un seguro de daños, como por ejemplo el de un vehículo, donde conocemos el valor del asegurado; el coste de provocar un daño a un tercero es imposible de predecir.

A través de un acuerdo con la compañía americana AIG, un referente en la gestión de este tipo de seguros, UCOGA crea la primera póliza de Responsabilidad Civil del mercado completamente preparada para responder a las necesidades reales de los consejos rectores de las cooperativas agrarias. Trata de un producto único, con valor en sí, incluso pues no hay nada semejante en el mercado.

Comenzando por la terminología, en la póliza de UCOGA todo si llama por su nombre, por ejemplo, el "Consejo Rector" se denomina así, y no Órgano de dirección. También se tiene en cuenta que los consejos rectores puede estar integrados por profesionales del campo, con una amplia experiencia laboral, pero sin una formación específica; aspecto que si no se contempla en las pólizas estándar.

Algo muy habitual en las cooperativas es que algún rector forme parte también del consejo rector de otra cooperativa. En la póliza de Responsabilidad Social UCOGA, la cobertura de los rectores de la cooperativa asegurada se extiende a todos los consejos rectores de las empresas filiales en los que participen.

Además, los rectores estarán cubiertos hasta seis años después de abandonar el cargo con retroactividad ilimitada, es decir, sin ningún tipo de carencia para cubrir reclamaciones relacionadas con hechos que hayan sucedido hace años. También incluye gastos de restitución de imagen, para casos en los que el daño provocara una pérdida de prestigio de la imagen de la empresa.

Esta póliza está pensada para todo tipo de cooperativas, sea cuál sea su dimensión, con tasas altamente competitivas y, por supuesto, contratación muy sencilla. Sin ningún tipo de franquicia, cubre desde las indemnizaciones más pequeñas hasta un máximo de 200.000 euros.